NEWSLETTER

NEWSLETTER SEPTIEMBRE
NEWSLETTER AGOSTO
 

IPROCESS: Podemos conseguir que las empresas fabriquen lo que hoy compran afuera

Esa es la opinión de Ronald Álvarez, fundador de este innovador proyecto que propone migrar la industria manufacturera chilena a una Industria 4.0., recuperando elementos de valor y transformarlos en productos de alto valor económico.

Después de trabajar 15 años en IM2 (hoy CodelcoTech), filial de Codelco dedicada a la innovación minera, Ronald Álvarez, ingeniero civil metalúrgico, decidió emprender. En 2017 creó IPROCESS (Innovation Process), una empresa de base tecnológica especializada en la innovación de procesos que se hace cargo de desafíos químicos/metalúrgicos/mineros en aquellas materias que el mercado no propone soluciones tecnológicas viables, o bien son de alto costo para su dueño.

“Hoy exportamos solo materia prima hacia otros países siendo que como país podemos y tenemos el deber de avanzar hacia una industria más especializada”, asegura el profesional, agregando que la minería tiene una gran oportunidad de transformar sus “pasivos ambientales” en elementos de valor.

¿Cuál es el problema que aborda IPROCESS?
Chile como país minero debe potenciar la industria manufacturera de productos químicos a nivel nacional e internacional, produciendo materiales y compuestos químicos de alta tecnología, ya que existen muchos minerales secundarios -que son considerados desechos en la industria minera y química- que pueden ser utilizados para extraer elementos de valor y producir subproductos para ser utilizados en la industria agropecuaria, automotriz, minera y química.

¿Por qué IPROCESS es una buena solución?
Hoy los residuos y materiales secundarios de la minería o se convierten pasivos ambientales o son reprocesados en la práctica para recuperar cobre y molibdeno residual, pero manteniendo un residuo sin estabilizar o sin rescatar otros elementos de valor. Pese a lo anterior, es factible técnica y económicamente recuperar elementos de valor y transformarlos en productos de alto valor económico, estabilizando el último residuo de acuerdo al ecosistema y a normas ambientales seguras.

En el marco de una economía circular, se establece como meta la de establecer en Chile la “Minería Urbana” de manera completa e integrada, considerando que las actuales plantas de reciclaje de metales no ferrosos -excepto el aluminio- solo acopian, desarman, clasifican y envasan los componentes electrónicos con mayor valor, exportando a distintos países altamente desarrollados para su tratamiento final de extracción de metales preciosos, metales especiales y elementos de tierras raras (REE). IPROCESS contempla cerrar el ciclo, llevando el reciclaje de e-waste hacia la obtención de metales o sus óxidos de pureza 4N o 5N, recuperados de la chatarra electrónica, tal y como lo hace el destinatario final que recibe el reciclaje actual en el extranjero. Así IPROCESS propone migrar la industria manufacturera chilena a una Industria 4.0 en sinergia con las operaciones de empresas industriales y mineras para agregar valor en la sustentabilidad del negocio y contribuir a la economía circular. Con lo anterior, Chile puede “desplazar importaciones” y conseguir que las empresas fabriquen lo que hoy compran afuera. Esto sin duda que vende y agrega valor.

¿Cuál es el público objetivo que pretende conquistar?
La orientación de IPROCESS es hacia el sector químico/minero/industrial. Por ejemplo, empresas del sector tratamiento de aguas, sector agrícola, proveedores de químicos y materiales de alto valor agregado, fabricantes de aditivos surfactantes, sector de productos químicos fine-chemicals y/o specialties en base a metales especiales o raros, sector cemento, reciclaje de basura electrónica, e-waste y, finalmente, empresas mineras que requieran un levantamiento y análisis de la situación actual de los procesos involucrados, tomando en consideración el Big-Data de la planta y proponiendo optimizaciones para las áreas involucradas.

¿En qué fase del proyecto están?
Actualmente IPROCESS participa en proyectos relacionados con el análisis de elementos de valor agregado así como de la producción de subproductos. Nuestro objetivo está centrado hoy en la búsqueda de socios potenciales que requieran participar de esta gran tarea.

¿Cuáles son sus expectativas de crecimiento?
IPROCESS posee un plan de negocios a 10 años, tendiente a crear plantas multipropósito para la fabricación de subproductos de alto valor agregado. Ciertamente es un desafío crecer a un nivel de patentamiento y royalties asociados. Nuestra meta es extrapolar la utilización de elementos de valor y, a la vez, de producción de subproductos hacia la industria minera asociada a escorias de descarte y borras de polvos de fundición, relaves mineros, desechos de la industria del acero, de plantas refinadoras de petróleo, de salmueras de plantas de osmosis inversa, chatarra electrónica, entre otros.¿Creen que la minería necesita proyectos/proveedores de este tipo para conservar su liderazgo?
Ciertamente, pero no desde la perspectiva de ser proveedor, sino más bien de hacerse cargo de los desechos que hoy son pasivos ambientales para la minería. De esta forma, se puede hacer viable la operación actual en las plantas, transformándose en una propuesta de valor en la venta de productos con valor agregado basado en la sustentabilidad, mejorando además el negocio a largo plazo.

¿Cómo ha sido la experiencia de innovar en Chile?
Bien difícil. En realidad, hemos estado especializados como industria chilena en lo mismo de hace décadas y no nos hemos expandido a nuevas áreas y mercados más intensivos en conocimiento, como lo es la fabricación de subproductos. Hoy exportamos solo materia prima hacia otros países siendo que como país podemos y tenemos el deber de avanzar hacia una industria más especializada (4.0).